El año 2023 marcó un hito crucial en la historia de la energía eléctrica a nivel mundial. Por primera vez en la historia, las energías renovables representaron el 30% de la producción eléctrica global, según revela el informe Global Electricity Review de Ember. Este logro sin precedentes fue impulsado principalmente por el espectacular desarrollo de la energía solar y el avance decidido de la energía eólica.

Este avance marca el inicio de una era transformadora en la producción energética mundial, encabezada por las energías solar y eólica. Los datos recopilados sugieren que el año 2023 podría considerarse un momento crucial, al marcar un hito en las emisiones del sector eléctrico y en el impulso hacia la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles.

Aumento de la generación de energía renovable solar y eólica

El imparable avance de la energía renovable


Desde el año 2000, las energías renovables han experimentado un crecimiento impresionante, pasando de generar el 19% de la electricidad mundial a superar el 30% en tan solo dos décadas.

Este crecimiento sostenido ha sido liderado principalmente por la energía solar y la eólica, que juntas representaron el 13,4% de la producción eléctrica en 2023, frente al modesto 0,2% que suponían en el año 2000. 

El papel de la Unión Europea: compromiso con la energía renovable


El informe destaca que este hito no solo es significativo a nivel global, sino también en la Unión Europea, donde el 44% de la electricidad se generó a partir de fuentes renovables. Este logro refleja el compromiso y progreso notable de la UE en la transición hacia una energía más limpia.

El impulso de la energía solar y eólica


La UE ha experimentado una expansión de la energía solar y eólica más rápida que la media mundial, alcanzando una cuota del 27% en 2023. Además, la UE representó el 17% del crecimiento mundial de la generación de estas fuentes de energía limpia, superando ampliamente la media global en producción eléctrica renovable.

En los últimos diez años, la UE ha registrado el segundo mayor descenso mundial en la producción de carbón, solo superada por Estados Unidos. Esto ha permitido avanzar significativamente hacia su objetivo de ser una economía neutra en carbono en 2050, con una meta intermedia del 55% en 2030, según lo establecido en la Ley Europea del Clima aprobada en 2021.

La neutralidad de carbono se alcanza cuando las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) son equivalentes a la cantidad retirada de la atmósfera. Las emisiones de GEI del sector eléctrico de la UE alcanzaron su punto máximo en 2007 y han disminuido un 46% desde entonces.

España: a la vanguardia en el impulso de las energías renovables


España ha destacado en la adopción de energías renovables, batiendo récords en 2023 al superar el 50% de generación anual de electricidad a partir de fuentes renovables.

España es el octavo país con mayor generación de electricidad a partir de energía solar, el tercer mayor productor solar per cápita, y el sexto en términos de porcentaje de energía solar en su sistema eléctrico.

Además, España es el séptimo país con mayor generación de electricidad a partir de energía eólica, el octavo mayor productor eólico per cápita, y el séptimo con el mayor porcentaje de energía eólica en su sistema eléctrico.

Estos logros destacan el papel de vanguardia de España en la adopción de energías renovables y su compromiso con un futuro energético más sostenible.

Incremento de las Energías renovables en el mundo

El compromiso global hacia un futuro más verde

Los investigadores del informe Global Electricity Review reconocen la dualidad de la energía: es tanto la causa del cambio climático como la clave para su mitigación.

Más del 75% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y cerca del 90% de las emisiones de dióxido de carbono provienen de la generación de energía. Esto subraya la necesidad urgente de cambiar nuestra forma de generar energía si queremos alcanzar las metas establecidas en el Acuerdo de París de 2015.

Según este acuerdo, es imperativo reducir las emisiones a casi la mitad para 2030 con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono para 2050.

Dejando atrás los combustibles fósiles

Para lograr esta meta, es esencial reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles e invertir en fuentes de energía alternativas. Estas fuentes deben ser limpias, accesibles, asequibles, sostenibles y fiables. Las energías renovables, como la solar, eólica, hidroeléctrica y geotérmica, cumplen con estos criterios. Son energías que se renuevan naturalmente y emiten mínimas cantidades de gases de efecto invernadero.

El compromiso global de triplicar la capacidad de las energías renovables para 2030, como se acordó en la Cumbre del Clima de Dubai (COP28), es un paso crucial en esta dirección. Si logramos este objetivo, podríamos alcanzar una participación del 60% de electricidad proveniente de fuentes renovables para ese año. Esto no solo reduciría significativamente las emisiones del sector eléctrico, sino que también nos acercaría al cumplimiento de los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París.

Energía eólica y futuro sostenible

Conclusiones

Contribución de Grupo Forma-t al desarrollo de la energía eólica


En Grupo Forma-t, estamos comprometidos con la promoción de un futuro sostenible a través de la educación y la formación en energías renovables, particularmente a través de nuestra formación GWO destinada al empleo en la industria eólica.

Creemos que el crecimiento continuo de las energías renovables no solo es posible, sino necesario para enfrentar los desafíos climáticos que enfrenta nuestro planeta. Alentamos a todos a unirse a esta revolución energética y contribuir a un mundo más limpio y sostenible para las generaciones futuras. 

¡Descubre cómo puedes formar parte de este emocionante cambio con nuestros cursos de GWO y contribuye a construir un futuro más verde y próspero para todos!